MAPA POÉTICO DE ARGENTINA: Javier Piccolo nos cuenta sobre ENIE (Encuentro Nacional Itinerante de Escritores)

Por Jacqui Casais para LHCpoesía

¿Qué es Enie?

El Enie es un encuentro de escritores donde lo  más importante es la carga humana. Como dijo Gonzalo Geller «el Enie es un encuentro horizontal, que pone primero el encuentro entre personas y después, el encuentro entre escritores». De hecho, se ha tomado la idea del «cariño como forma de revolución» como eslogan. La sigla originalmente respondía a Encuentro Nacional Itinerante de Escritores, pero actualmente ya es un encuentro que ha traspasado las fronteras del país y cuenta con invitados de otros países limítrofes, como Paraguay y Chile.

Es un encuentro autogestivo y va variando de sede año a año. Cada sede y cada comisión organizadora le dan su impronta a cada encuentro. Este año se organiza en Uspallata, el pueblo más grande de la montaña mendocina. Antes se organizó en Sauce Viejo, Unquillo, Formosa, Gualeguaychú, Resistencia/Corrientes, Neuquén/Cipolletti, Rivadavia (Mendoza), San Juan y La Punta.

Otra cosa importante es que quien organiza hace todo lo posible por gestionar alojamiento y comida gratuita para los invitados. A veces incluso se ha logrado conseguir pasajes, todo esto en una estructura horizontal.

¿Cómo y cúando surge?

El primer encuentro es del 2007 en la ciudad de La Punta. Surgió en los pasillos de los encuentros más formales, de darse cuenta que lo más importante sucedía siempre en los pasillos, donde todos hablaban con todos,  y no en las mesas, donde uno hablaba o leía y los demás escuchaban.

Fue un encuentro esencialmente cuyano, organizado en una época prefacebook y prewhatsapp. Funcionó mucho el boca en boca y el mail como para saber quiénes estaban interesados en participar de una cosa así.

¿Hay una escena de la literatura independiente y la poesía oralizada encada provincia donde hay escritores que forman parte de Enie?

Sí. De hecho, gran parte del espíritu del Enie se sustenta en eso. Cada uno de los que ha organizado el encuentro en sus provincias participan activamente de la movida literaria de su lugar. Además, otra pata importante del Enie es el vínculo con la comunidad. Por eso siempre se busca hacer lecturas en escuelas, facultades, generar debates, participar de las actividades de los centros culturales, radios comunitarias, etc.

¿Qué ciclos, ferias o talleres recomendas a lo largo del país?

La Mansa Feria en San Juan. Este año se hace del 22 al 24 de septiembre.

 

Javier Piccolo (Mendoza) Por puro capricho, se le dio nacer en Febrero de 1984. Y por joder, el día 29.
Festeja con ñoquis cada 4 años, en 2009 ganó el primer premio en el concurso Vendimia de Poesía con su libro “De barro y ceniza”. Durante 2001 presentó el espectáculo Literatura de Toilette. Además de poeta es editor.

PICOLO

 

ENIE (Encuentro Nacional Itinerante de Escritores)

El ENIE (Encuentro Nacional Itinerante de Escritores) es un grupo de escritores de distintas provincias argentinas nacidos a partir de 1970 que se reúnen una vez al año en una provincia diferente. La idea es la conformación de un grupo abierto, dinámico, cuestionador y motivador ante la literatura, para abordar temas vinculados a su definición y estudio, como estéticas, movimientos, estilos, gustos, formas, para repensar la función social de los escritores y para compartir modos de gestión cultural y diferentes formas de circulación del hecho literario. Además, el ENIE acopia la riqueza del intercambio con sus anfitriones, estudiantes de todos los niveles, escritores mayores, público asistente y artistas locales, de las letras y otras disciplinas artísticas. El Encuentro es un espacio generado para compartir debates internos, charlas abiertas, lecturas en diferentes contextos: centros culturales, bibliotecas, colegios, cárceles, fábricas. Al finalizar cada Encuentro, se elige entre uno de los participantes al organizador del encuentro próximo.

Sobre ENIE:

FB: https://www.facebook.com/enie.Argentina/

Web: http://www.redfederaldepoesia.gob.ar/profiles/307/-

 

AYER, HOY, MAÑANA – Autobiografías poéticas. Guido M. Delía

12234981_10207980342732278_4915924084556702520_n

Ayer
Un día gris escribo esto que nadie puede entender sino el ruido de lluvia. Ella fue mi mirada acumulada mucho tiempo y creó lo poco en mí que hay sobre la silla al sentarme entre palabras y huecos negros sin aliento. Deformado por la risa escuché silencio. Mucho era cuando ayer era. Pero en la melancolía caí como un relámpago de fuego oscuro a la vereda del mundo compacto sin aire para ver lo que era y soy.

Hoy
Soy un pibe de figuras rancias en las que se ven las persianas bajas. Un arlequín desfigurado por la sociedad que nadie teme sino yo mismo por la sombra del lugar ancho. Le hago compañía al aborigen y no sé cuándo debo saltar al mundo sin paracaídas para morir. He sido y soy un acumulador de sistemas tercos para que nadie siga su camino.

Mañana
Me moveré silenciado por la calle de concreto. Sin negar nunca que he sido la persona más feliz. Por donde he de estar siempre me llevaré a mí como la persona que amo.


Rapallo es el nombre de mi heladería

Rapallo es el nombre de mi heladería.
Tiene más gustos que ninguna otra.
Puedo comer todas las frutas y cremas
porque soy el dueño. Pero este es mi sueño
en realidad, Rapallo, es la heladería donde
tomaba helado. Ahora Freddo es su competidora.
Aquí voy a comprar porque las promociones de Farmacity
que consigo, me benefician. Tengo la sensación
mientras espero, que estoy traicionando a mi heladería.
En ella comía dos gustos: dulce de leche granizado abajo
y frutilla a la crema arriba. Me iba a la plazoleta de Hipólito Yrigoyen
y me sentaba. Descansaba de estudiar. Y con el uniforme del colegio puesto
me distraía. Veía pasar los coches, la gente, mientras devoraba la frutilla.
Aún tengo ganas de volver a comprar en Rapallo. Puedo hacerlo. Tengo que hacerlo.

La tartamudez de mi amigo

Él tiene la palabra para decir lo que quiera
y sin embargo no le es tan fácil
encenderse como una mecha.

El idioma es algo que no habla
y que muerde para él
que goza del calor del aire
pero siente todo un corredor bifurcado
en el momento de decir “mesa”.

Al escucharlo me pienso a mí
como el murciélago que no ve
y nadie a su alrededor lo ayuda.

Valorame

Sentir que la valoración de la persona es poca
es horrible. Mi vida pasó por allí y no se lo deseo
a ninguno. Pocas veces me han consolado por esto
tan pocas, que mi mayor logro, por haber pasado una materia
fue el reconocimiento de una profesora. Ella, tan desconocida para mí
fue un faro cuando mi madre no lo fue. Tuve tantos reproches
sobre mi forma de ser, sentir y actuar, que la valoración a esta edad
todavía la deseo. Pareciera ser, entonces, que lo que pido es una caricia,
un aliento, o una disimulada disculpa. Y todo, sin embargo, es una paliza.
Tan desconsolado me encuentro, que mi madre
no sabe, lo poco que me ha querido. Y la bronca me conmueve
tantas veces, por día, que mi profesora, ya lo sabe. Se lo comuniqué
cuando tuve que brindar, a la clase, una cita textual de Bajtin. O en la mesa de examen
cuando le dije: ¿puedo seguir sabiendo de su vida y preguntarle en que anda
aunque haya dado final?

Autores sin importancia

Mi amigo Carlos vive en Sarandí
tiene mejillas gordas y una panza que hace ver
lo maravilloso de estar sano. Por su estómago pasa mi poema
que recorre manuscritos de autores sin importancia.
En la remera a Spinetta lo lleva como estandarte
en un momento donde el sol no brilla. El cielo gris
y los ojos agudos nos detienen para soñar algo mejor.
Él piensa en esperar a Nahuel, mientras yo, enciendo un cigarrillo.
En el profesorado la gente pasa y camina
entre basura, diversión y algo de cultura juvenil.

Anormalidad

“A todo ritmo
llegan los gedes”
y el tema comienza
a sonar en la radio
cuando estoy bajón.
De chico y con pelos largos
la comunión que tomé en el colegio
me dio algo de respiro.
No sabía bien mi anormalidad dentro de una jaula con gente
que nos presiona hasta llegar a matar sueños.
El objetivo será ese siempre
pero igual tengo fe.
En la palabra mía
hay noción de libertad
como lo que escucho
sonar en la radio
cuando estoy bajón.
Porque ya no tengo miedo
soy un perro que sabe más de sí
que cualquier hombre del mundo completo.
Y preferí entonces
bailar La Cumbia.


Guido M. Delía nació el 22 de mayo de 1987. Estudia Letras en el Joaquín V. González. Participó en las antologías El Rayo Verde 2013 y 2016, participa del taller de Osvaldo Bossi y pronto publicará su primer libro por la Editorial Caleta Olivia.

Mapa poético de Argentina. Hoy: Flor López y los talleres literarios (Córdoba)

Flor López nació en San Luis, pero vive en la ciudad de Córdoba. Es poeta, docente, investigadora y coordina talleres literarios desde hace algunos años. Desde La Hiedra Crece le pedimos a Flor que nos cuente sobre su experiencia en el trabajo de coordinar espacios literarios y cómo esa experiencia se vincula con la escena poética cordobesa.

Toda una experiencia de taller

LHC: – ¿Qué te motivó a generar talleres literarios en la ciudad de Córdoba?

Flor López: – Si me preguntan por los talleres literarios debo decir que para mí se constituyeron siempre como una inquietud, como alumna y ahora como coordinadora de los mismos. Hasta el día de hoy son una indagación, algo que me incita a la sorpresa, algo que me moviliza y de lo cual tengo la certeza de que algo nuevo de al16864870_10212250435276613_3736533691581245051_n.jpglí va a surgir. Hace muchos años hice un taller con Pablo Natale en Casa Trece, un centro que hoy consideramos de arte en Córdoba gestionado con mucho esfuerzo dónde se producen obras maravillosas. Ahí todavía funciona el taller de Pablo y por el pasan muchas personas que después hacen su camino. Yo llegué al taller por casualidad, por una recomendación de una amigo, por el típico boca en boca que tanto funciona todavía en la ciudad de Córdoba y me encanté con la escritura que ahí se leía, con mis compañeros solíamos decir que formamos un grupo mutante, de mutantes, esa era la palabra con la que incluso nos nombraba Pablo. Pablo nos mentía diciéndonos que era el mejor de todos, pero nosotros nos conformábamos con saber que habíamos sido los segundos o casi los primeros en inaugurar esa experiencia de taller. Así todos crecimos juntos y luego separados. Como digo, hoy Pablo ya es un escritor reconocido en la escena local. La experiencia y la idea en un punto de la vida se cruzan y hacen cosas, así pasó.

LHC: – ¿Cómo se fueron gestando esos espacios en los que fuiste o sos coordinadora?

F.L.: – Me fui del país por un par de meses que terminaron siendo casi dos años y al volver siempre quise dar un taller. Tenía ya experiencia de docencia en varios espacios, y la idea surgió y se armó la publicidad y ahí estábamos, intentando un camino. Sin embargo, hace ya cuatro o cinco años no era fácil empezar sobre todo porque uno cuando va a dar un taller de escritura, como escritor se termina preguntando y repreguntando cómo enseñar algunas cosas, ¿se puede decir cómo hacer literatura? A medida que avanza uno en el camino de la docencia termina respondiéndose esa pregunta, o ensayando respuestas provisorias para no abandonar la convicción ni el placer por coordinar la escritura de otros. Pasó que la propuesta como yo la conocía no me alcanzaba, quería hacer algo más, algo diferente que no lo encontraba yo como consumidora de esos espacios en Córdoba. Así fue que empezamos con una compañera a diseñar una nueva propuesta, un nueva idea que vinculara la escritura con otros lenguajes, teniendo la ventaja de estar formadas en varias disciplinas, conocer de foto y de cine, de teatro, creamos un proyecto cultural que se llamó LAS PALABRAS Y OTRAS COSAS, invertimos mucho tiempo en hacerlo crecer. El proyecto creció desmedidamente en un año y dimos vueltas por la Argentina llevando la propuesta a muchas provincias, ciudades, pueblos y teníamos también una base fija en la ciudad de Córdoba, los jueves en el centro de Arte Bastón del Moro. Ese espacio le abrió las puertas a una idea completamente novedosa para la ciudad, dónde cada clase era una performance, los que la vivieron la pueden contar, como toda performance hay apenas registros de fotos o videos que nunca darían cuenta de la corporalidad completa del acto, sin embargo eso pasó y terminó también con una gran celebración un 19 de diciembre de 2013.

LHC: -¿Cómo continúa la experiencia de la coordinación de espacios literarios?

F.L.: – Luego de Las palabras y otras cosas recapitulé lo que tenía y lo que me faltaba, me tomé un tiempo para descasar y para formarme, y volví con una propuesta diferente a la escena local. Ahora los talleres tenían el seguimiento personalizado y un contenido teórico más grueso que muchos demandaban y allí empecé a construir mis talleres presenciales y online. Di talleres en muchos espacios privados y públicos, tuve la suerte de ser convocada por muchas personas e instituciones que creyeron en la propuesta y dieron el tiempo para probarla, hoy esos talleres están mutando a la fundación de un centro que lleva de nombre Centro de Estudios de Escritura Creativa Córdoba (CEECC) que pretende no solo brindar propuestas novedosas dictadas por personas de esta y otras provincias sino que además se construye cómo un centro dónde se investiga desde la academia con una perspectiva antropológica la escritura en diversos contextos. Eso es fundamentalmente en lo que estamos trabajando en esta parte del año y con mucho entusiasmo.

 

AYER, HOY, MAÑANA – Autobiografías poéticas. Luz Artigas

Luz Artigas

Ayer
Hice un máster en jardín de infantes en Bariloche, donde mirar por la ventana =poesía.Por tener oído caracol, no hablaba bien.
A los 7 me fui a vivir. a Neuquén y conocí palabras nuevas: mapuche, barda, resistencia. Después me mudé a Córdoba y aparecieron: flor, valle, monstruo.

#1: Mudarse es morir (pero transitivo).

Hoy
Me preguntan de dónde soy y respondo para adentro que la identidad es rizomática, una ficción.
Me levanto de noche con una idea para escribir, no la anoto, se me olvida.
Me duele la garganta, son las cosas no dichas.
Me dan ganas de ir a vivir a otros lugares.

#2: Quiero salir del me.

Mañana
Ojalá mañana no exista Macri. Y que podamos hablar con los animales.

#3: Siempre es más fácil hablar del pasado.


 

‘TENER UN CIRCO EN LA TRIPA’

I.
Llegaste esa tarde
de nubes exageradas,
enarbolando en la piel
brotes que recién salían,
vistiendo con orgullo de niño
tu disfraz mitológico.

Otra vez asistía
a tu impecable simulacro
de ser de colores
que no existen,
como un tren imaginario:
raudo y lejos
de la tierra.

Cada vez que venías
eras otro nuevo
sonaba el timbre
y saltaban una a una
por la ventana
las ideas
que tenía de vos.

Coronaste el cuarto
con tu compañía
de circo fantasma.
y me pediste con todo
el silencio
de tu garganta de fauno
un fenómeno certero
que inunde las esquinas,
o los ojos huecos
de los gatos
a la noche.

II.
¿No querías que vea
la carpa gastada
del lado de adentro?

¿Las fauces
adormecidas
de tu león dorado?

¿Qué equilibrista
no custodia el deseo
de la caída rápida
de la agonía lenta
de la carne heroica?

Esconderse de la sed
estaciona más soles
en tu desierto,

III.
Me dijiste que querías
avisarles a los ogros de Ceylán
que ya no iban a sufrir
ningún ciego iba a cortar
sus limones.

Nos burlamos
de los que dibujan
barcos
en una línea recta.
pero después
nos miramos espantados
con un cuentahílos
y lloraste
con una poesía
mal escrita.

IV.

Dispararle al cielo

no va a romper el equilibrio
que inventan
las estrellas muertas

no va a agotar las entradas
de nuestros circos
terroríficos.

Solo podemos
tener los ojos
bien abiertos
para cuando caigan
las cinco puntas de fuego
sobre nuestros cuerpos.


Luz Artigas nació en San Juan, un 2 de junio de 1991, bajo el signo de Géminis, estudió Letras Modernas en la Universidad Nacional de Córdoba. Da clases de Literatura en un colegio. No se le conocen antecedentes literarios a la fecha.

Me alejo de tu isla

Me alejo de tu isla
Tu isla se aleja
un bote en la noche
¿te vas vos en el bote?
no, tu mundo es esa isla
de la que me alejo

Yo no tengo país
Me alejo de tu isla
en tu isla quedan
tus cantos y pinturas
en tu isla quedan
tus amigos y tu cuerpo

Yo me alejo en un bote
de noche
veo el eco en el agua
el eco de la ida

Me alejo de tu isla
Yo que no tengo patria
ni otro continente
que este bote alejándose en la noche
Yo que busco la paz

Walter Godoy 

11034303_415245418635572_8431221416824771195_n

Aúlla al satélite de mi cerebro

Mujer-Lobo-De-Pelicula-90119

Aúlla al satélite de mi cerebro

una voz deformada

Aúlla desde lo más oscuro de mi cuerpo

una voz de tristeza animal

 

Desesperadamente desgarra

los vestigios de prudencia que habitan

en atemporal orden

en desvirtuada salud

en envejecido ritmo

dentro mío

 

Una voz de derrota que irrumpe

desmejorada por el miedo

que clavó un puñal en mi garganta

que en un hiatus rompió

las cuerdas que tiran y aflojan

que abren y cierran

 

No hay palabras de razas mestizas

hay sonidos de fierros oxidados

de una biología de experimento

 

Hay balbuceos roncos

y equivocados

subiendo en un vapor de tinieblas

 

Hay un infierno que me aloja y una loba

que vive de mi

comiendo el lenguaje edulcorado

 

Aúlla dentro mío

Y soy

mero envase

mero resonador

 

Ella me quiere morir

sin conocer la luz de Dios

pero llevándome a los lugares del sueño

acompañando a mi sombra y a mis silencios

en guardiana alerta

 

Jacqui Casais

Los bebés no quieren nacer

Los bebés no quieren nacer

conozco mujeres que pasan

la semana 40

la semana 41

la semana 42

terminan sacándolos a la fuerza

un tajo, sangre

llanto

 

Dejen a lxs chicxs

quedarse en la panza

no nacer, morir si quieren

Tal vez sea la forma

que tiene ese pedacito de naturaleza

que aún existe en lxs humanxs

para decirnos: ¡basta!

no tienen chances

ustedes que fueron

amos de la tierra

arruinaron todo

generaron su propio apocalipsis 

Y no sueñen con que el fin

va a ser inesperado

van a morir exactamente 

al mismo ritmo

en el que están pudriendo todo

 

El-bosque-wallpaper.jpg

Silvina W. Fernández

AYER, HOY, MAÑANA. Autobiografías poéticas. Hoy: Flavia Calise

Ayer:

Exploración del espacio interior: nunca seré deportista

La diferencia del movimiento entre la cabeza y el cuerpo. Se reconoce el espacio a través del desplazamiento. Si la circulación es interna entonces sólo aparecen ideas. Tenía tres preferidas:

imaginar cómo morían los amados y cómo lloraría
imaginar cómo moriría y quiénes llorarían
imaginar comida deliciosa y cómo conseguirla

El volcán de sospechas que fueron mal respondidas; la cabeza se estiraba mientras el cuerpo permanecía tan quieto que casi dormía. No podía correr mientras pensaba, entonces no corría.
¿Qué es la poesía? La palabra inmóvil rompiéndose hacia algún lado.
Todos los trofeos de “gracias por venir” pueden sostener espacios.
“Nunca seré deportista, me gustaría ser poeta”.


Hoy:
Exploración del espacio exterior: como el agua que al correrla se expande
La diferencia del movimiento yuxtapuesto entre la cabeza y el cuerpo. Los libros antes publicados no tienen nada que ver con esto. Ahora la voz que escribe es, por fin, la propia.

Hoy la sonda Cassini de la NASA se sumergió entre Saturno y sus anillos. Una misión de 20 años que definirá su futuro dependiendo de lo que ocurra en las próximas 24hs. Fina forma del tiempo que demuestra que el presente sólo es una construcción hacia el próximo presente.
Saturno es el planeta que me rige, quién sabe cómo funcionemos los guiados por este cuerpo celeste ahora que tenemos dispositivos artificiales interviniendo.


Mañana:
Exploración del espacio: generar el propio dentro de la red de la palabra.

Las tres ideas preferidas cambiaron:

imaginar cómo morira Macri
imaginar cómo morira Macri
imaginar cómo morira Macri


 

Los bares
voy a masticar con la angustia viva las tazas de todos los locales con café barato
seguiré pidiendo tus canciones en la radio
de los bares
caminaré hasta el baño con convicción tajante
voy a eliminar nombres deslizando dedos
tal vez podría escribir algo que alguien haya dicho en silencio
en los bares
hay ceniceros de vidrio con espacios de aire: si yo me rompo caerán pedazos sobre un suelo que nadie querrá pisar por un tiempo
si bajan partes desde mi cuerpo
el piso estará manchado con cosas que no son sangre
entre mesas las personas no se observan
me consuelo y bebo
porque ser invisible no puedo
en los bares
sobre el mármol inmigrante y las sillas soleadas
los mozos miran un cuadro idéntico
que mueve imagines como imanes vivos
qué espero en el bar de comida glaseada
del polvo en el vidrio enfermo
qué espero por tanto tiempo
qué hago que no como que ya no bebo
qué hay afuera que es tan hermoso
acá adentro

*
* *

montaña en los jardines

te escucho cada treinta horas
caes desde la montaña
que te escupe como energía caribe
y te envuelve en arena mojada o bolsa
todo lo que dijiste como mosaicos se apila
ahora son mesetas que sostienen casas
donde duermen hombres
te escucho cada treinta horas
desde la televisión dicen que tus piernas eran río
desde la radio alguien llora
te escucho cada treinta horas
un diario grita: sobre la moto hay sangre dura
te escucho
mientras estrujamos los pies en los jardines
y explotan bombas
te escucho pero ya nadie te habla
y me duele el corazón
pero nada más que eso

*
* *

no esperes enamorarte si estamos todos tan tristes
mientras el brebaje bautizado a vino
circula por el cuerpo como llamarada dura
mientras camino la calle de la casa
de la esquina con las flores extraídas
atravieso el ramal de las caras en mi paso
cada vez que no me esperan
o me tocan las muñecas como bolsa contenida
no esperes enamorarte si estamos todos tan tristes
y colgados de las rejas de la empresa celular
cayendo desde el centro del siglo
hacia la furia intacta
no esperes enamorarte
derrame los días en plegarias
google a los asesinos
capturé a los taxis
conte las cuadras los escalones
devore mis manos
estando todos tan tristes
ahora
que los chicos son efectos
las chicas un museo
ya no habrá clásicos
ni silencio entre dos cuerpos
tres casas cuatro muertos
ahora de las funerarias
con la música de espera:
haciendo del vacio un ritmo
que no para
que ya no piensa
y ya no muere
si es que estamos todos tan tristes
ahora no esperes
enamorarte

*
* *

fla

Flavia Calise nació en Florencio Varela  y se crió en Quilmes. Publico dos poemarios “Diario en carmesí” (2012) y “Las canciones que les gustan a los muertos” (2015). Participó como co-conductora en el programa radial “Atrapados con salida” y escribió para “Caligari”, revista digital. Actualmente produce junto a Walter Godoy el fanzine “ALudzine” (Ediciones Francia).

Mapa poético de Argentina – Hoy: EAPO Bariloche (Río Negro)

Desde Bariloche Delfina Pacho Rodríguez nos contó sobre el surgimiento y desarrollo del EAPO – Encuentro Activo de Poesía Oral. A pocas horas de llevarse a cabo su novena edición y de estrenarse la primera en la Ciudad de Buenos Aires, compartimos un poco de su historia en la entrega número dos del Mapa Poético de Argentina de La Hiedra Crece. 

La Hiedra Crece: – ¿Cómo surgió el EAPO? 

Delfina: – En abril de 2016 nos fuimos con Guadi a Buenos Aires, por primera vez un viaje largo guiado por nuestras manos y Beto, el auto viviente. Tardamos como 25 horas de ida y de vuelta, las dos, encerradas en una superficie movible. Hablamos largo, tendido y distendido, de miles de cosas. En un momento particular que recuerdo por la imagen visual, como la pampa misma, le dije a Guadi “amor, yo quiero organizar un encuentro de poesía oral en Bariloche, fue una de las metas que me puse a principio de año, no sé cómo, ni donde, ni con quién, pero hay que hacerlo.” Guada que siempre me apoya en cualquier mamarracho que me aflora del cráneo, me dijo “de una, hagámoslo”.

18280171_10210546347469757_1213358751_n

Hubo mil miedos, como por ejemplo, encontrarme con que ya estaba hecho, con que no conocía a nadie acá ni que escribiese ni que se pueda llegar a copar, ya que como digo, no conocía a nadie. Lo cual si me permito el paréntesis es curioso, ya que nací acá y viví hasta los 18 años, es decir que “no conocer a nadie” es una falacia porque en 18 años de vida recogí muchos rostros aunque luego de 6 años de no frecuentar el sur, se hayan borrado del cotidiano y de los intereses más profundos que tuve al volver. Retomando, se sembró la semilla de este proyecto, sin saber nada, excepto una cosa: iba a realizarse. Y como se teje la telaraña de una araña en el silencio de un rincón, se fue gestando, apareció alguien que me hablo de un nuevo bar cultural que abría sus puertas, aparecieron personas que escucharon la propuesta y dijeron “dale para adelante” y aunque la fuerza mayor tiene que salir de uno mismo, la realidad es que en el engranaje de la vida, hay pequeños instantes donde se abren abismos que se sueldan solo con un otro que confíe en uno. 18279992_10210546353709913_115611117_nEntonces todo se gestó. Ahora el EAPO Encuentro Activo de Poesía Oral Bariloche ya no es mérito mío, sino de todos los que lo conforman, desde su participación hasta su visión amorosa, ya no es mi idea, sino un espacio abierto para todos los que queramos darle voz a esta forma de expresión.

LHC: -¿Cómo es la dinámica del ciclo? 

Delfina: – Nos reunimos en CULTURICA, un bar que tiene más de centro cultural que otra cosa. Una vez cada mes (más o menos) el EAPO (Encuentro Activo de Poesía Oral) se sucede bajo una temática determinada, que más que ser una condición sobre la cual escribir al respecto, es un disparador de energía, digamos que místicamente el día del encuentro baja cual O.V.N.I eterico la temática para alojarse en las paredes del lugar. A medida que las personas van llegando, se anotan en una lista que sirve para dar un cierto orden, y sobre la marcha los poetas se van enterando en qué momento se suben, uno atrás del otro, como si sostuviésemos entre todos los hilos invisibles de la continuidad poética. 18191675_10210546347269752_882566386_nComo el lenguaje poéticos está en todos las artes, se suman al EAPO los pintores, músicos y actores. Si bien el núcleo está en la poesía oral, en el comienzo, al final y a veces en el medio, se arriman las “otras” artes a complementar la ecuación mágica.

Hecho el paneo veloz sobre el Encuentro y a horas de la novena edición podríamos decir a viva voz que sigue adelante el EAPO, no ya como un proyecto personal, sino como un ensamble de energías que cooperan en la prosperidad de algo que es comunitario, como el mismísimo don del arte.

El próximo EAPO se realizará el miércoles 10 de mayo, desde las 21:30 hs. en Culturica, Bariloche. Evento en Facebook

La primera edición del EAPO en Bs As, su ciclo hermano, será también esta semana desde las 19:30 hs. Evento en Facebook

18198423_10210548682328127_2854697517456164871_n

 

AYER, HOY, MAÑANA – Autobiografías poéticas. Hoy: Javier Piccolo

WhatsApp Image 2017-04-09 at 9.14.57 PM

Ayer
Nunca me acuerdo que quería ser cuando fuera grande.

Hoy
Tengo un trabajo de ocho horas frente a una computadora. Un sueldo fijo a fin de mes. Debería ser feliz.

Mañana
Nunca me acuerdo que quería ser cuando fuera grande.


* Todos los poemas pertenecen al inédito “Teoría del Derrame”

Arquímedes

se mete en la bañera
el agua cae
arquímedes
grita eureka

ha sentado
las bases
de la economía moderna

Bolsa

se desploma
la bolsa de valores
del centro del mundo
se cae
la bolsa del ojo del empleado
de la bolsa
se rompe
la bolsa de una mujer
de la otra punta del mundo
se desploma
el pibe que va por la calle
la mano del pibe
en la manga de la campera
en el tolueno en la bolsa
se desploma

Vairoletitos

niños asaltan juguetería
van corriendo
como bandoleritos
con el botín

más atrás
quedó la pipi
en el patio de tierra
saltando en una rayuela
uno dos tres
hasta caer en el cielo

niños asaltan juguetería
y también buscan
caer en el cielo
que es para uno de ellos
más o menos
cambiar la pelota de goma
por el tango número cinco
y para el otro
puede ser
un beso de la pipi
entre el espacio seis y el siete

niños asaltan juguetería
disfrazados del chavo
y del hombre araña
porque el chavo siempre zafa
y el hombre araña no vuela
pero casi

niños asaltan juguetería
y sueñan con la gran vida
que es como tirarse
ombligo arriba
y contarse chistes verdes

niños asaltan juguetería
con pistolas de juguete
y el pañuelo que dobló mamá
para que lleven a la escuela

roban todo lo necesario
cerca de quinientos mil pesos
de un estanciero
y otros tantos dólares
del monopoly
para papá

una lotería
con los números arreglados
para que mamá juegue
como siempre
pero que esta vez gane

un transformer azul
y otro rojo

la totalidad de los rasti
para construirse la mansión
en un país lejano
como china o rivadavia
que es donde vive el tío

una muñeca
con casa y tres vestidos diferentes
para la pipi

niños asaltan juguetería
y también buscan
caer en el cielo
pero entre salto y salto
el dueño de la juguetería
dispara una pistola de verdad
porque a los quince años
se olvidó cómo se jugaba
y la bala le da en la espalda
a
digamos
ezequiel
y
digamos
franco
dispara tres chorros
de agua
que dan entre los ojos
del dueño de la juguetería

niños asaltan juguetería
más atrás quedó
la infancia
y la pipi
saltando en la rayuela
solo que esta vez
en el último salto
en lugar de caer en el cielo
cae en la realidad

Rigoberto López Pérez (1)

hacen falta pésimos poetas
pero excelentes tiradores

(1) Rigoberto López Pérez (1929-1956). Poeta nicaragüense. Sus obras más conocidas fueron los cuatro tiros que acertó al cuerpo del dictador Anastasio Somoza García.

Utopía

yo
también
hice mi mejor esfuerzo
y no llegué
a ningún lado

creo que es
hora de que
me deshaga
de aquella
bicicleta fija


Javier Piccolo (Mendoza) Por puro capricho, se le dio nacer en Febrero de 1984. Y por joder, el día 29.
Festeja con ñoquis cada 4 años, en 2009 ganó el primer premio en el concurso Vendimia de Poesía con su libro “De barro y ceniza”. Durante 2001 presentó el espectáculo Literatura de Toilette. Además de poeta es editor.